Uno de los tratamientos más comunes para la pérdida auditiva es la adaptación de dispositivos de amplificación individuales. Los audífonos son un tipo de dispositivo de amplificación que facilita la audición de los sonidos.

Trabajar con un profesional le dará acceso a los mejores tratamientos para la pérdida auditiva.

Toda pérdida auditiva es única, y un profesional de la audición puede ayudarle a elegir y ajustar la tecnología adecuada para usted.